El blog de PIMETIC

Resetear contraseñas de Mac OS X

¿Os habéis olvidado de la contraseña de acceso a vuestro Mac OS X? No hará falta que reinstaléis todo vuestro sistema de nuevo. Sólo seguid estos sencillos pasos que acabo de testear nuevamente en un Mac OS X 10.4.11 (nombre en clave: Tiger) que un amigo ha heredado recientemente.

Pantalla de Mac rotaPrimero, tenéis que acceder a un modo de arranque especial denominado Single User Mode (o Modo de Usuario Simple… pero en inglés queda un poco más cool ;-)). Para hacerlo, cuando arranquéis vuestro Mac hacedlo manteniendo pulsadas las teclas COMANDO (CMD o #) y S. Debéis mantenerlas pulsadas hasta que os aparezca una consola en modo texto.

Una vez en dicha consola, ejecutad el comando mount -uw / para montar la unidad del sistema. “Montar una unidad” es hacerla accesible para poder leerla y/o escribir en ella (una tarea que, en el mundo Windows, el propio sistema se encarga de hacer automáticamente, aunque en ciertos casos muy concretos también deba hacerse manualmente, por ejemplo, si accedemos a la consola de recuperación y queremos chequear el volumen… pero lo dejaremos para otra ocasión).

Bien, una vez montada la unidad, deberemos acceder a la base de datos encargada de gestionar las credenciales. Aunque el sistema es parecido a un Linux, no es igual… y no sólo tenemos que ejecutar passwd, sino que se requiere algún paso más, que depende de la versión del sistema operativo. En mi caso concreto, al tratarse de la versión 10.4.11 he tenido que ejecutar el comando sh /etc/rc. Pero por ejemplo, en la versión 10.5 el comando apropiado es launchctl load /System/Library/LaunchDaemons/com.apple.DirectoryServicesLocal.plist.

Después de esto, tenemos que teclear otro comando más. Se trata de dscl ., lo que nos permitirá entrar en un modo conocido como “modo interactivo”, que nos dará una shell o interfaz de usuario para acceder a los servicios del sistema operativo. En dicha shell, tecleamos cd /Users y ls, lo que nos permitirá ver qué usuarios tenemos en el sistema (un paso prescindible si ya sabemos de qué usuario queremos cambiar el password… ¿seguro que del usuario root, verdad?). Finalmente, sólo nos quedará ejecutar passwd nuestro_usuario. Después, el propio sistema, muy amablemente, nos pedirá una nueva contraseña con “New password:“. La tecleamos (¡ojo!, recordad que en sistemas Mac y Unix/Linux no aparecen asteriscos u otros símbolos cada vez que pulsamos una tecla, sino que simplemente no aparece nada). Una vez introducida la contraseña, la tecla intro no puede faltar.

Salimos del modo interactivo (pulsando las teclas CONTROL + Q). Y reiniciamos el sistema escribiendo reboot.

Y ¡qué bien! Podremos volver a entrar a nuestro Mac con la nueva contraseña que hemos introducido: ¡misión cumplida!

Por cierto, utilizad contraseñas complicadas, que las habituales son muy fáciles de adivinar. Si queréis un pequeño truco para disponer de contraseñas complicadas (o dicho más profesionalmente, que tengan una mayor entropía), leed esta FAQ y, sobretodo, ponedla en práctica por favor.


Leave a reply

Nombre(requerido)

Web

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.